PUERTAS GIRATORIAS

Ya sea una puerta gira­toria comple­t­a­mente de cri­stal, de gran capacidad o estándar, PROCOMSA le ofrece la más alta calidad y se­gu­ridad cer­ti­ficada. Para con­se­guir una zona de acceso atrac­tiva y protegida de las corri­entes de aire y del ruido que solo se puede obtener con puertas gira­to­rias, le ofre­cemos diseños per­so­naliz­ados.

PUERTA GIRATORIA GRA

Cree accesos a edi­ficios tanto rep­re­senta­tivos como pro­tegidos de las corri­entes de aire y del ruido con la puerta gira­toria estándar GRA y funciones, diseños o medidas per­so­naliz­ados.

Opcio­nal­mente, puede instalar la puerta gira­toria manual, semiautomática con activación medi­ante “push-and-go” o completamente automática con activación medi­ante avisador por radar. Las partes fijas pueden fabri­carse con cri­stal o pan­eles de chapa termoaislantes ali­sados. La segu­ridad del usuario siempre es lo principal en todas las vari­antes.

PUERTA GIRATORIA GGG

Máxima trans­pa­rencia y as­pecto rep­re­senta­tivo para la zona de la puerta de las modernas fach­adas de cri­stal: exac­ta­mente eso le ofrecen las puertas gira­to­rias comple­t­a­mente de cri­stal de PROCOMSA.

Esto se con­sigue con las vistas de perfil más delgadas y el accio­na­mi­ento oculto en el suelo en el caso de puertas gira­to­rias automáticas completamente de cri­stal. Realizamos sus deseos rápida­mente, p. ej. hojas plegables para la apertura en verano o una función automática de bloqueo noc­turno.

PUERTA CORREDERA H-MASTER

Aquí, encontrará una elegante solución para accesos y en­ergéti­ca­mente econó­mica para vías de huida y de emergencia, así como para gran afluencia de visi­tantes. El paso con carros de la compra, coch­ecitos o sillas de ruedas se realiza de forma cómoda y se­gura. En las ver­siones de tres y cuatro hojas, cada hoja está dividida en dos y se man­tienen estables en funcio­na­mi­ento normal medi­ante elec­t­ro­imanes.

En caso de incendio, de corte de corri­ente o ac­tivación del puls­ador de emergencia, se libera la fija­ción y las hojas cor­rederas se pliegan en la columna cen­tral en la dirección de huida. Debido a sus grandes dimensiones, la puerta funciona de forma comple­t­a­mente automática y está pro­tegida por fusi­bles con regletas de con­ta­ctos de segu­ridad en las hojas cor­rederas, en los sen­sores contra choques y en los sen­sores previos a los postes según la norma DIN 18650 actual.